Skip to content

Oviedo – Cabo Peñas – Santillana del Mar

9 agosto, 2011

Una mañanita sin coger el coche, descansar del día anterior nos vino muy bien, y aprovechamos el parón para visitar la ciudad de Oviedo. Esa tarde después de comer nos pondríamos de nuevo en ruta para dirigirnos a nuestra nueva base de operaciones : Bilbao.

Así que salimos de la habitación 206 en el Hotel Libretto y dejamos las maletas allí hasta el mediodía.

Interior del Hotel Libretto en Oviedo

La verdad es que me encantó el hotel, lo recomiendo porque es muy bonito y el personal del hotel fue muy amable. Buena relación calidad/precio.

Fachada Hotel Libretto en Oviedo

Frente al Hotel había un gran parque, el Campo de San Francisco, la verdad es que lo tienen bien cuidado, da gusto ver tanto verde y no me extraña que esté así porque me da que llueve mucho en Oviedo.



En ese parque nos encontramos con una pintada que nos hizo gracia….

Ñam!

Hasta la hora de comer estuvimos paseando por la ciudad que está plagada de estatuas de bronce por todas partes, CP creo que inmortalizó todas con las que nos encontramos, asi que poner todas las que vimos sería un torro, pero si voy a recopilar unas cuantas para tener el recuerdo.

Y llegamos hasta la Catedral de Oviedo donde está una estatua de “La Regenta”, típica estampa que todo el mundo quiere fotografiar y que después de varios intentos logré sin nadie apoyado en el hombro de la buena señora o cogido de su brazo.

Catedral de Oviedo y estatua de la Regenta


En la foto anterior estoy poco sociable con la buena moza porque me había quemado el brazo al apoyarme en ella, así que mejor guardar las distancias jeejeeje… ;P .

Callejeando por Oviedo


Cuando nos cansamos de patear la ciudad decidimos ir a comer a la Calle Gascona. Ya la conocíamos de antes porque Javi el hermano de CP nos había recomendado la zona para buscar restaurantes, de hecho las noches anteriores ya  fuimos a cenar por allí.

Calle Gascona

Tomamos el menú del día de “La Pumarada” y los dos por unos 21€ comimos muy bien. A destacar la fabada que se pidió CP (ésta era mucho mejor que la de Potes) y de nuevo los filetitos con cabrales (os lo dije que íbamos repitiendo plato, total! luego ya no lo vamos a volver a comer en años)

Filetes al cabrales y Fabada

Después de comer decidimos acercarnos a ver la iglesia de Santa María del Naranco, pasando antes por el hotel y recogiendo las maletas. En ese momento nos poníamos de nuevo en ruta para llegar hasta Bilbao. Por el camino nos encontramos a Woody Allen 🙂

Observen la tienda que aprovecha la coyuntura...

Santa Maria del Naranco


Me gusta cuando puedes ver sitios que estás harto de ver en los libros de historia del Arte. Es un pequeño placer personal poder estar allí y poder verlos con tus propios ojos. Por eso me gusta tanto viajar, porque puedo cumplir siempre pequeños sueños.
De allí marchamos hacia el Cabo de Peñas, decían que las vistas eran impresionantes, y la verdad es que así era… el mar Cantábrico se ve espectacular al igual que toda la costa.

Cabo de Peñas

Un amable turista nos hizo una foto

Faro de Cabo Peñas

Tras disfrutar del aire del mar nos pusimos en marcha e hicimos una parada en Santillana del Mar , la villa de las tres mentiras porque no es santa, ni llana, ni tiene mar (eso me lo aprendí el año que fui a visitar Cantabria con mi familia allá por los noventa). Es un pueblo medieval muy bonito, lástima que esté ya explotado al máximo a nivel turístico y que pierda parte de su encanto al estar siempre lleno de gente. Aún así a destacar la Colegiata y sus calles con balcones llenos de geranios.

Son de lo mas características esas plantas "bola peluda" que cuelgan de los balcones

Plaza Mayor de Santillana del Mar

Santillana del Mar

Colegiata de Santillana

Como podéis ver en esta última foto se nos hizo prácticamente de noche en ese pueblo y aún quedaba un trecho hasta llegar a Bilbao. Cuando por fin llegamos a destino y quisimos buscar algún sitio para cenar eran casi las once y media de la noche y al ser entre semana no había nada abierto por ahí. Preguntamos en la recepción del Hotel NH y los recepcionistas nos hablaron de una sala de ocio que tenía la cafetería abierta hasta por lo menos las dos de la mañana.
Y cuando fuimos a buscar el sitio en cuestión tras dejar las maletas en la habitación nos dimos cuenta que la “Sala de Ocio” en realidad era un Bingo. 😀

El Bingo Arizona nos salvó la vida

Ninguno de los dos habíamos entrado en nuesta vida a un Bingo y estabamos tronchados de la risa por lo surrealista de la situación. Al entrar tienes que dar tu DNI para que se tomen nota y nada pa’dentro. La verdad es que era la mar de molón el sitio y tenían Hamburguesas y sandwiches variados para cenar. Y no es coña pero tomamos unas Hamburguesas que estaban buenísimas, todo eso entre muchas risas…

Cenar en un Bingo

Y otro día mas que llegamos a la cama entusiasmados por seguir con el viaje. Ya estábamos en la tierra de los pintxos!!!

Anuncios
2 comentarios leave one →
  1. 12 agosto, 2012 19:36

    Saludos, que aprobeche esa fabada!!

    PD. El Camarero de La Pumarada.

  2. Johne650 permalink
    18 septiembre, 2014 19:05

    Im not that much of a online reader to be honest but your blogs really nice, keep it up! I’ll go ahead and bookmark your site to come back later. Cheers eddadekgfcfc

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: